"El vuelo de los halcones. Intriga, amor y muerte en la Corte del rey don Pedro I de Castilla. La lucha por el señorío de Vizcaya". Una novela histórica de Juan Antonio de Ybarra e Ybarra con apasionantes relatos de amor, intriga y muerte. El rey Pedro I, principal protagonista, está obsesionado con la idea de anexionar el señorío de Vizcaya al reino de Castilla. ¿Conseguirá el rey someter a los vizcaínos a su obediencia?

Juan Antonio de Ybarra e Ybarra


Universidad de Navarra - Georgetown University (Washington, D.C.)

IESE Business School.

 

Artículos

 

La soberanía de la Orden de Malta. ABC, 1993.

 

El pacto con la Corona. ABC, 1994.

 

Los vascos en la historia de España. El PAÍS, 1996.


Un comunicado

 

¡Que cómo pienso yo! Aspaldiko. 2002.


Una entrevista

 

Declaraciones sobre el secuestro de mi padre. EL MUNDO, 2002.

 

Algunos sucesos relacionados con el secuestro. EL MUNDO, 2002.

 

Reportaje fotográfico. EL MUNDO, 2002.


 

ALGUNOS COMENTARIOS DE ACTUALIDAD EN FACEBOOK

 

El mensaje de proclamación del Rey Don Felipe VI ante las Cortes Generales el día 19 de junio y los presidentes Rajoy y Arias Navarro. Madrid. 22 de junio de 2014.

 

El Rey Don Felipe VI con el Honorable Artur Mas el 26 de junio en Barcelona. Madrid, 27 de junio de 2014.

 

El Presidente del Gobierno declara el 27 de junio en Bruselas que el Rey no puede mediar en los asuntos de Estado. Madrid, 28 de junio de 2014.

 

El domingo día 29 de junio, el diario ABC despoja al Rey Don Felipe VI de sus facultades constitucionales de arbitrar y moderar el funcionamiento regular de las instituciones del Estado, comtempladas en el Artículo 56.1 de la Constitución de 1978. Madrid, 1 de julio de 2014.

 

RECURSOS ANTE LA ORDEN DE MALTA

2003-2006

 

Recurso ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo por engaño y falsificación de documentos públicos para el ingreso en la Orden de Malta. Madrid, 17 de junio de 2003.

 

Richiesta di revoca presso il Gran Maestro ed il Sovrano Consiglio dell'inganno e della falsificazione di documenti pubblici d'ingresso nell'Ordine di Malta. Madrid, 17 giugno 2003.

 

Recurso contra la ratificación del nombramiento del Presidente de la Asamblea Española de la Orden de Malta por incumplimiento de normas para su elección. Madrid, 2 de julio de 2003.

 

Ricorso contro la ratificazione della nomina del Presidente della Associazione Spagnola del Ordine di Malta per inadempienza delle norme relative alla sua elezione. Madrid, 2 luglio 2003.

 

Parere della Consulta Giuridica del Sovrano Militare Ordine di Malta. Roma, 6 de ottobre 2003.

 

Recurso ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo contra la conducta ilegal y abusiva del Presidente de la Asamblea Española de la Orden de Malta. Madrid, 23 de mayo de 2006.

 

NOTA:

La comisión disciplinaria fue nombrada arbitrariamente por el Presidente de la Asamblea Española sin contar con la preceptiva ratificación de la Asamblea General, como establece el artículo 36 de sus Estatutos. Es de señalar que en ningún Orden del Día de las Asambleas Generales celebradas bajo la actual presidencia hasta mayo de 2006, figura el preceptivo nombramiento o ratificación de tal comisión disciplinaria, que por tanto no podía entrar en funciones.

 


 

 

Recurso ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo contra el decreto de expulsión de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra, Gran Cruz de Honor y Devoción en Obediencia, por haber denunciado ante la Orden de Malta y después ante la Santa Sede las falsificaciones de documentos públicos para el ingreso en la Orden, y por el incumplimiento de normas para la elección del nuevo Presidente de la Asamblea Española. Madrid, 20 de junio de 2006.

 

Recurso administrativo ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo contra la validez de la Asamblea General extraordinaria de la Asociación Española, celebrada con carácter cautelar el 3 de octubre de 2006. Madrid, 17 de octubre de 2006.

 

Recurso ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo por incumplimiento del compromiso de dejar sin efecto el decreto de expulsión de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra, después de haber sido aceptadas las condiciones coercitivas impuestas. Madrid, 1 de diciembre de 2006.


 

RECURSOS ANTE LA CONGREGACIÓN IVC Y SVA DE LA SANTA SEDE

 2003-2007

 

Recurso ante el Cardenal Martínez Somalo, Prefecto de la Congregación IVC y SVA, por la desestimación de la Orden de Malta para resolver las denuncias presentadas por engaño, falsificación de documentos públicos, incumplimiento de normas y vicios de obrepción. Madrid, 20 de noviembre de 2003.

 

Recurso ante el Arzobispo Franc Rodé, Prefecto de la Congregación IVC y SVA, al declararse incompetente para resolver las denuncias presentadas por engaño, falsificación de documentos públicos, incumplimiento de normas, vicios de obrepción y la existencia de un conflicto con los superiores.  Madrid, 27 de mayo de 2004.

 

NOTA:

Esta declaración de incompetencia de los tribunales de la Congregación contraviene lo establecido en la Sentencia Cardenalicia de 1953. En la Sentencia Cardenalicia se señala de forma explícita la dependencia de todos los miembros de la Orden de Malta de la Iglesia.

 


 

 

Recurso ante el Arzobispo Franc Rodé, Prefecto de la Congregación IVC y SVA, solicitando dicte decreto en debida forma, revoque su declaración de incompetencia y admita a trámite el recurso presentado el 20 de noviembre de 2003. Madrid, 1 de julio de 2005.

 

Recurso ante la Congregación IVC y SVA por el silencio e incumplimiento de la obligación de resolver por parte de la Orden de Malta de las denuncias presentadas el 23 de mayo de 2006 contra el Presidente de la Asamblea Española. Madrid, 7 de julio de 2006.

 

NOTA:

En este Recurso se hacen constar la competencia y obligación de la Congregación para juzgar a tenor del Derecho Canónico, de la "Pastor Bonus" y de la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953.

 


 

 

El Cardenal Franc Rodé, Prefecto de la Congregación IVC y SVC desde el 11 de febrero de 2004, ingresó en la Orden de Malta en 1997, como Capellán Conventual ad honorem. En 1999, siendo Arzobispo de Ljubljana, fue nombrado Capellán Gran Cruz Conventual y Capellán principal de la Asociación eslovena de la Orden. El 25 de mayo de 2006, con motivo de haber sido nombrado cardenal, el Gran Maestre Bertie le confirió el grado de Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción, la más alta dignidad dentro de la Orden. El Cardenal Rodé no se dignó dictar resolución expresa en el recurso contra la Orden presentado el 20 de noviembre de 2003, ni en el recurso de 27 de mayo de 2004, ni en el recurso de 1 de julio de 2005, que del primero traen causa, ni en el recurso de 7 de julio de 2005, ni en los dos de 7 de julio de 2006, ni quiso atender las reiteradas súplicas de amparo de esta parte. Dado su contumaz silencio fue recusado el 7 de julio de 2006, por su condición de juez y parte en el procedimiento.

 

El Cardenal Pío Laghi, Cardenal Patrono de la Orden de Malta y Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción, también miembro de la Congregación de IVC y SVC, fue recusado el 7 de julio de 2006, por ser juez y parte en este procedimiento.

 


 

 

Recurso ante la Congregación IVC y SVA por la desestimación de la Orden de Malta del escrito de 20 de junio de 2006 contra la expulsión de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Madrid, 28 de Julio de 2006.

 

Recurso ante la Congregación IVC y SVA contra la validez de la Asamblea General Extraordinaria de la Asamblea Española de la Orden de Malta, celebrada el 3 de octubre de 2006. Madrid, 29 de noviembre de 2006.

 

Recurso ante la Congregación IVC y SVA contra la desestimación del recurso de expulsión interpuesto por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ante el Gran Maestre y el Soberano Consejo de la Orden de Malta el 1 de diciembre de 2006. Madrid, 14 de enero de 2007.


 

QUIRÓGRAFO DE S. S. EL PAPA PÍO XII DE 1951 Y SENTENCIA DEL TRIBUNAL CARDENALICIO DE 1953

 

Quirógrafo de S. S. el Papa Pío XII, Il Sovrano Militare Ordine Gerosolimitano di Malta. Palazzo Apostolico Vaticano. Città del Vaticano, il 10 de diciembre de 1951.

 

Sentencia Tribunal Cardenalicio, Il Sovrano Militare Ordine Gerosolimitano di Malta. Palazzo Apostolico Vaticano. Città del Vaticano, il 24 de gennaio de 1953.

 

NOTA:

La Sentencia de 24 de enero de 1953 del Tribunal Cardenalicio, creado por Quirógrafo de Su Santidad el Papa Pío XII del 10 de diciembre de 1951, fija la naturaleza de la Soberana Orden de Malta y sus relaciones con la Santa Sede. Esta Sentencia Cardenalicia fue "definitiva y no susceptible de apelación ni de otras revisiones", según ordena el mencionado Quirógrafo. La Sentencia establece la dependencia de todos los miembros de la Orden de la Santa Sede.

 

Esta norma fundamental sigue vigente y ha sido confirmada por la Sentencia del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica de 5 de febrero de 2011, pero su contenido ha quedado vulnerado en su totalidad por la propia sentencia mencionada del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.

 


 

 

Carta de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra al Cardenal don Eduardo Martínez Somalo, Prefecto de la Congregación IVC y SVA, anunciando las reformas que se iban a introducir en la Carta Constitucional de 1961 de la Orden de Malta. Madrid, 31 de mayo de 1993.

 

Carta de contestación del Cardenal don Eduardo Martínez Somalo, Prefecto de la Congregación IVC y SVA a don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Roma, de 24 de julio de 1993.

 

Carta de contestación del Gran Maestre Andrew Bertie a don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Roma, 10 de junio de 1993.

 

NOTA:

El 7 de noviembre de 1997, el Cardenal Martínez Somalo, en su calidad de Prefecto de la Congregación IVC y SVA, sancionó una nueva Carta Constitucional de la Orden que eliminaba el Quirógrafo del Papa Pío XII de 1951 y la Sentencia Cardenalicia 1953. Estos dos textos fundamentales para la Orden de Malta habían figurado hasta entonces en su Carta Constitucional y seguían en plena vigencia.


 

RECURSOS Y ALEGACIONES ANTE EL TRIBUNAL SUPREMO DE LA SIGNATURA APOSTÓLICA DE LA SANTA SEDE

 2006-2007

 

Recurso ante la Signatura Apostólica por infracción de ley contra las resoluciones de la Congregación IVC y SVA recaídas ante los denuncias presentadas por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra el 20 de noviembre de 2003, el 27 de mayo de 2004 y el 1 de julio de 2005, por engaño, falsificación de documentos públicos, incumplimiento de normas, vicios de obrepción y la existencia de un conflicto con los superiores. Madrid, 18 de julio de 2006.

 

Recurso ante la Signatura Apostólica por infracción de Ley, de principios jurídicos, de derechos fundamentales de la persona, por nulidad de pleno derecho del procedimiento, por falta absoluta de tramitación y contra el silencio de la resolución presentada el 7 de julio de 2006, ante la Congregación IVC y SVA. Madrid, 6 de noviembre de 2006.

 

NOTA:

El Cardenal Agostino Vallini, Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica desde el 27 de mayo de 2004, ingresó en la Orden de Malta en 1994 como Capellán Gran Cruz Conventual ad honorem, siendo Obispo en la diócesis suburbicaria de Albano. Con motivo de haber sido nombrado cardenal, el Gran Maestre Bertie le confirió el 25 de mayo de 2006, el grado de Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción, la más alta dignidad dentro de la Orden. Al considerarle un miembro destacado de la Orden de Malta, fue recusado el 6 de noviembre de 2006, por ser  juez y parte en este procedimiento.

 


 

 

Restitución in integrum  ante la Signatura Apostólica por la imposibilidad material que tuvo don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra de recurrir el Decreto de 21 de agosto de 2006, respetando el plazo concedido, y por la manifiesta injusticia de haber menospreciado lo prescripto en el Quirógrafo de S. S. el Papa Pío XII de 10 de diciembre de 1951 y en la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953. El menosprecio a estas normas de derecho sustantivo conculca de pleno el canon 1645 § 2, 4º. Madrid, 6 de noviembre de 2006.

 

NOTA:

Es de señalar que el Decreto de 21 de agosto de 2006, que resolvía el recurso presentado e1 18 de julio de 2006, fue notificado a esta parte el 25 de agosto de 2006, es decir, en plenas vacaciones veraniegas, cuando los Tribunales de toda Europa vacan y no realizan trámite alguno. Encontrándose don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ausente de Madrid por motivo de dichas vacaciones estivales, le fue imposible recurrir el meritado Decreto en el término perentorio de treinta días hábiles, previo depósito de fianza de 1.550 € y nombramiento de abogado-procurador como se exigía en dicho Decreto.

 

Decreto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, denegando la restitución in Integrum, presentada el 6 de noviembre de 2006. Roma 20 de noviembre de 2006.

 

NOTA:

El Decreto de 20 de noviembre de 2006, deniega la petición formulada en la restitución in Integrum, amparándose en la letra de la norma, pero violando el espíritu de la misma.

 


 

 

Recurso ante la Signatura Apostólica por la desestimación del recurso de 28 de julio de 2006, interpuesto ante la Congregación IVC y SVA contra el Decreto de expulsión de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra de 10 de mayo de 2006. Madrid, 21 de noviembre de 2006.

 

Alegaciones presentadas ante la Signatura Apostólica con motivo del nuevo Decreto 46651 de 26 de octubre de 2006, que ratifica y da firmeza a la expulsión condicional ordenada por el anterior Decreto 46075. Madrid, 18 de diciembre de 2006.

 

NOTA:

Las imputaciones del Decreto 46651 para dar firmeza a la expulsión impuesta por el Decreto 46075 son completamente distintas a las contenidas en este último Decreto, lo que constituye una notoria aberración jurídica. La introducción de nuevas imputaciones indica que se cumplieron las condiciones impuestas en el Decreto 46075 para levantar la pena de expulsión, como realmente sucedió, y que el Gran Magisterio de la Orden tuvo que inventar otras causas para consumar su arbitrariedad. El Gran Maestre y el Soberano Consejo, engañando la buena fe de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra, incumplieron de forma flagrante el compromiso que habían adquirido en el Decreto 46075, de anular la expulsión si se cumplían aquellas condiciones.

Las imputaciones que se formulan "ex novo" en el Decreto 46651, son fútiles, de total irrelevancia jurídica o falsas de toda falsedad o simples hipótesis o deducciones subjetivas y equivocadas. Los motivos alegados para la expulsión consisten en haber enviado al Gran Magisterio un escrito por conducto notarial mediante notario extranjero; que el texto de dicho escrito era irónico e irrespetuoso; que se había negado la propia objetiva culpa; y que no se había querido mantener relaciones directas con el Gran Maestre en términos de humilde contrición; y, por último, que después de haberse retirado de la Web de Internet los recursos ante la Santa Sede, como exigía el Decreto 46075, se habían vuelto a insertar. Estas imputaciones o son falsas o no tienen el menor carácter punible y carecen de la más mínima racionalidad, hasta el punto de que convierten al Decreto en nulo de pleno derecho.

 


 

 

Recurso ante el Tribunal  Supremo de la Signatura Apostólica por infracción de ley y contra la respuesta extemporánea de la Congregación IVC y SVA en una carta despectiva de 5 de marzo de 2007, menospreciando los recursos que don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra había presentado el 28 de julio de 2006 y el 29 de noviembre de 2006. Madrid, 29 de marzo de 2007.

 

NOTA:

Siete meses después de haber presentado el recurso de 28 de julio de 2006 ante la Congregación IVC y SVA, y recurrida la denegación tácita del mencionado Dicasterio ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica el 21 de noviembre de 2006, don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra recib del secretario del Dicasterio una carta despectiva de 5 de marzo de 2006. Esta respuesta extemporánea hace sospechar que el Dicasterio quiso subsanar su pasividad cuando el recurso contencioso se tramitaba ante el Tribunal Supremo. Lo cierto fue que su tardía respuesta no solo no subsanaba nada, sino que agravaba su actitud de menosprecio.

 


 

 

Recurso contra el Decreto de 13 de abril de 2007 de  la Signatura Apostólica por el que se deniega el recurso de 21 de noviembre de 2006, presentado contra la expulsión de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Madrid, 27 de abril de 2007.

 

NOTA:

El Decreto de 13 de abril de 2007 de la Signatura Apostólica incurre en violación del principio general de derecho que prohibe actuar contra los propios actos. El contenido del Decreto, en cuanto viene a negar la capacidad de los miembros no profesos de la Orden de Malta para acudir a la Santa Sede, contraviene la Sentencia Cardenalicia de 1953. El punto nº 3 de la mencionada Sentencia declara de manera explicita la dependencia de los Caballeros de Honor de la Santa Sede.


 

 

PROCESO ANTE EL TRIBUNAL SUPREMO DE LA SIGNATURA APOSTÓLICA DE LA SANTA SEDE

2007-2012

 

Decreto de la Signatura Apostólica, concediendo la unión de impugnaciones solicitadas el 29 de marzo de 2007, de los recursos interpuestos los días 21 de noviembre de 2006 y 29 de marzo de 2007, así como la prosecución de la causa "servantis servanda" en el derecho procesal. Roma, 9 de junio de 2007.

 

NOTA:

El 25 de septiembre de 2007, la procuradora Martha Wegan recibió un Decreto de la Signatura Apostólica, solicitando un Memorial sobre el recurso rechazado el 13 de abril de 2007, y las violaciones de ley que se denunciaban en el caso para decidir si debía ser admitido a debate.

 

Memorial presentado por la procuradora Martha Wegan para la admisión del recurso del 27 de abril de 2007 de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ante la Signatura Apostólica, y su discusión ante los Emmos. y Excmos. Jueces. Roma, 11 de octubre de 2007.

 

Traducción del Memorial presentado por la procuradora Martha Wegan ante la Signatura Apostólica. Roma, 11 de octubre de 2007.

 

 


 

 

Alegaciones presentadas por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, ampliando lo expuesto en el Memorial de 11 de octubre de 2007, sobre la vigencia del Quirógrafo del Papa Pío XII <<Il Sovrano Militare Ordine>> de 10 de diciembre de 1951 y de la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953, en el ordenamiento Constitucional de la Orden de Malta. Madrid, 29 de octubre de 2007.

 

 


 

 

Decreto de la Signatura Apostólica, comunicando la admisión del recurso presentado el 11 de octubre de 2007. Roma, 18 de junio de 2009.

 

Memorial presentado por la procuradora Martha Wegan para la admisión del recurso de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ante la Signatura Apostólica y su discusión ante los Emmos. y Excmos. Jueces. Roma, 18 de enero de 2010.

 

Escrito de alegaciones presentado por la procuradora Martha Wegan ante la Signatura Apostólica, una vez recibidos los memoriales del abogado de la Congregación IVC y SVA, del abogado de oficio de la Orden de Malta y del voto pro rei veritate del Promotor de Justicia, favorable a las tesis de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Roma 10 de abril de 2010.

 

NOTA:

La Signatura Apostólica tuvo que nombrar un abogado de oficio para la Orden de Malta al no personarse ésta en el procedimiento, desairando al alto Tribunal y a la suprema autoridad de la Iglesia.

 


 

 

Composición del Colegio de Jueces del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. Roma, 12 de octubre de 2010.

 

NOTA:

Es de señalar que el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, el más alto Tribunal de la Iglesia, está compuesto por una mayoria de Cardenales de la Orden de Malta, como son el Cardenal Tauran, nombrado miembro de este Tribunal Supremo el 15 de abril de 2004; el Cardenal Lajolo, el 25 de enero de 2010; y el Cardenal Sardi, Cardenal Patrono de la Orden de Malta, el 31 de mayo de 2011.

 

Escrito de don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra a la procuradora Martha Wegan, solicitando recusar a los Emmos. Sres. Cardenales Lajolo y Tauran como miembros del Colegio de Jueces por formar parte de la Orden de Malta. Madrid, 13 de octubre de 2010.

 

NOTA:

La procuradora Martha Wegan presentó la recusación ante la Signatura Apostólica el día 13 de octubre de 2010, a tenor de los Cánones 1448 y 1449 del Código de Derecho Canónico.

El día 19 de octubre de 2010, la recusación fue admitida y los Emmos. Sres. Cardenales Lajolo y Tauran fueron sustituidos por el Emmo. Sr. Cardenal Nicora y por el Excmo. y Rvmo. Monseñor Zvolensky.

 


 

 

Sentencia del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. Roma, de 5 de febrero de 2011.

 

NOTA:

La Sentencia del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica es contraria a derecho por las siguientes razones:

 

Por su manifiesta injusticia.

Por haber ignorado y vulnerado varias leyes no meramente procesales.

Por su marcado carácter relativista y por su incoherencia.

Porque conculca la naturaleza religiosa, jurídica e histórica de la Soberana Orden de Malta.

Porque conculca la Bula fundacional de la Orden de San Juan de Jerusalén y otras bulas papales.

Porque conculca la Carta Apostólica de S. S. el Papa Benedicto  XIV, de 12 de marzo de 1753, que establece la facultad para los miembros de la Orden de recurrir a la Santa Sede.

Porque conculca la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953 y porque incurre en revisión de la misma, prohibida por el Quirógrafo de S. S. el Papa Pío XII "Il Sovrano Militare Ordine di Gerosolimitano di Malta", de 10 de diciembre de 1951.

Porque el Derecho internacional no reconoce a la Orden de Malta el carácter de orden suprema o soberana, como erróneamente afirma la Sentencia, sino que la reconoce como sujeto de derecho internacional, cosa bien distinta de la soberanía.

Porque el contenido que atribuye la Sentencia al único documento en que sustenta sus argumentos no se corresponde en absoluto con lo que realmente dice dicho documento, es decir, se trata de un documento inexistente y, por lo tanto, falso de toda falsedad, y porque el mismo no figura en las actas del procedimiento.

Porque han aparecido documentos públicos que la contradicen.

Porque conculca la autoridad suprema, plena, inmediata y universal del Santo Padre, equiparándolo en potestad con el Gran Maestre.

Porque atenta contra la constitución jerárquica de la Iglesia.

Porque contradice una decisión precedente que ha pasado a cosa juzgada y va contra actos propios de la Iglesia.

Porque vulnera la Constitución Apostólica "Pastor Bonus".

Por su escasa o inexistente argumentación.

 

Resulta sorprendente la coincidencia de los términos de la Sentencia con las ambiciones de las autoridades melitenses de separarse de la Iglesia.

 

 


 

 

Restitución in integrum ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica contra la Sentencia  de 5 de febrero de 2011, de ese alto Tribunal. Madrid, 30 de marzo de 2011.

 

NOTA:

La procuradora Martha Wegan recibió un Decreto de 14 de septiembre de 2011 de la Signatura Apostólica que concedía un plazo de treinta días para presentar el libello (resumen) de la restitución in integrum de 30 de marzo de 2011.

 

Libello de la restitución in integrum de 30 de marzo de 2011, presentado por la procuradora Martha Wegan ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica. Roma, 14 de octubre de 2011.

 

Decreto de la Signatura Apostólica, desestimando la restitución in integrum por evidente falta de fundamento. Roma, 30 de marzo de 2012.

 

NOTA:

El Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica notificó su Decreto de 30 de marzo de 2012 a don Juan Antonio de Ybarra el lunes día 2 de abril de la pasada Semana Santa, dando un escueto plazo de diez días naturales para recurrir. A pesar de la premura del inedulible plazo, se envió el recurso a la procuradora Martha Wegan el día 9 de abril, para que lo presentara ante ese alto Tribunal y se cumpliera lo ordenado.

Es de señalar que el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica tiene por costumbre comunicar sus decisiones a esta parte en periodos festivos, pues también fue notificado en plenas vacaciones veraniegas el Decreto de 21 de agosto de 2006, como se recoge en otra Nota de esta página Web.

 

Recurso contra el Decreto de 30 de marzo de 2012 de la Signatura Apostólica, por el que se deniegan los fundamentos expuestos en la restitución in intregrum presentada ante ese alto Tribunal el 30 de marzo de 2011. Madrid, 10 de abril de 2012.

 

NOTA:

En este recurso se hace constar que el Tribunal sigue utilizando en apoyo de sus argumentos un documente inexistente: la supuesta nota de 19 de febrero de 1953. Que después de haber sostenido que los ordenamientos "autónomos y supremos" de la Iglesia y de la Orden eran independientes, ahora -en el Decreto recurrido- reduce el alcance de dicha afirmación al orden interno, lo cual por definición es imposible en lo que se refiere a la Orden de Malta. El Tribunal sigue ignorando que la dependencia de la congregación para los IVC y SVA no deriva de la profesión de votos, sino de la adscripción de la Orden de Malta y de sus miembros a dicho Dicasterio, por expreso mandato de la Sentencia Cardenalicia de 1953. En lo referente a la soberanía de la Orden, no reconoce que la Orden, por concesión de la Iglesia, goza de soberanía funcional, es decir, de ciertas prerrogativas inherentes a la soberanía y, entre ellas, la de tener un ordenamiento jurídico propio. Lo que significa que cualquier acto de la Orden, sea administrativo o jurídico, pueden ser recurrido ante la Institución superior que la creó y dio carta de naturaleza, es decir, ante la Iglesia. Lo que ha hecho ese alto Tribunal con su excesiva interpretación relativista ha sido revisar el Quirógrafo y la Sentencia Cardenalicia, dándole un sentido distinto al querido por el Santo Padre. Hay que recordar que esta Sentencia, por expreso mandato del Quirógrafo, ordena que "sarà definitiva e non suscettibile di apello o di altro gravame" (Gravame: atto con cui si chiede la revisione di una sentenza). En cuanto a la afirmación contenida en el Decreto sobre que los caballeros en Obediencia son posteriores a la Sentencia Cardenalicia, y al no existir estos en el momento de su promulgación no puede haber violación de la misma, es un silogismo completamente errado. Con esta afirmación, el Decreto sienta un nuevo principio demoledor no solo para el Derecho canónico sino para todo el Derecho en general: viene a decir que cualquier situación jurídica posterior a la ley que deba regularla, no se encuentra sujeta a ésta. Obviando esta aberración antijurídica, se pone de manifiesto una vez más que las alegaciones en la restitutio in integrum no han sido leídas con el debido detenimiento e interés. Quirógrafo y Sentencia Cardenalicia rigieron, rigen y regirán la Orden de Malta y a todos sus miembros, actuales o futuros, mientras no se deroguen ambos textos. Éstas son algunas de las consideraciones que se manifiestan en el recurso de 10 de abril de 2012.


 

 

EL TRIBUNAL SUPREMO DE LA SIGNATURA APOSTÓLICA DE LA SANTA SEDE DECLARA FINALIZADO EL PROCESO CONTRA LAS AUTORIDADES DE LA ORDEN DE MALTA. ABRIL-MAYO DE 2012

 

Decreto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, declarando finalizado el proceso contra las autoridades de la Orden de Malta por haber presentado el recurso de 10 de abril de 2012, pasado el término perentorio establecido por el alto Tribunal. Roma, 20 de abril de 2012.

 

Recurso de la procuradora Martha Wegan ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica contra de Decreto de 20 de abril de 2012. Roma, de 25 de abril de 2012.

 

Decreto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, denegando el recurso presentado el 25 de abril de 2012. Roma, 5 de mayo de 2012.

 

Presunta prevaricación del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica al dictar una Sentancia contraria a derecho y a sabiendas de su manifiesta injusticia. Memorándum del proceso. Madrid, 14 de junio de 2012.


El Gran Maestre Festing en la Basílica de San Pedro

durante los actos del noveno centenario de la Orden de Malta.

Ciudad del Vaticano, 9 de febrero de 2013.

El Gran Maestre Festing no ocupó ningún sitial junto a S.S. el Papa Benedicto XVI durante los actos del noveno centenario de la Orden de Malta, como demuestra esta imagen captada por las cámaras de TV del Vaticano.

La Santa Sede deja claro con este gesto protocolario que no reconoce la equiparación del Gran Maestre con el Santo Padre, como dos iguales, como dos "Jefes de Estado". Sin embargo, los Señores Cardenales y otros jueces del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica manifestaron todo lo contrario en su Sentencia de 5 de febrero de 2011: equiparon en potestad al Gran Maestre con el Papa, conculcando la autoridad suprema, plena, inmediata y universal del Santo Padre.

Sería conveniente que el próximo Papa reclamara para sí este proceso cerrado en falso por los motivos expuestos en los correspondientes recursos presentados, y se hiciera justicia por el bien de la Orden de Malta, de sus miembros y de la credibilidad de los Tribunales de la Iglesia. Madrid, 11 de febrero de 2013.

 


 

El Gran Maestre Festing en la Basílica de San Pedro, el

miércoles de ceniza, tras el anuncio de la abdicación del Papa.

Ciudad del Vaticano, 13 de febrero de 2013.

Nunca se había visto al Gran Maestre en un acto detrás de los cardenales. Ése es el lugar que le corresponde ocupar en el protocolo de la Iglesia. El Gran Maestre Bertie jamás lo aceptó, porque creía en su equiparación con el Santo Padre, es decir, en eso de que los dos eran iguales: “de capo a capo”.

¿Habrán sido la renuncia a la pretendida equiparación del Gran Maestre con el Santo Padre y la aceptación del protocolo de la Iglesia, el precio que ha tenido que pagar la Orden de Malta para que no prosperaran las demandas presentadas por don Juan Antonio de Ybarra ante los Tribunales de la Iglesia?

También fue muy significativo ver el pasado día 9 de febrero al Gran Maestre sentado junto al Prefecto de la Casa Pontificia en el altar. Un gesto sin precedentes. Que sea para bien. Madrid, 14 de febrero de 2013.

 


Audiencia concedida por S. S. el Papa Francisco al Gran Maestre Festing y séquito con motivo de la festividad de San Juan.

Ciudad del Vaticano, 22 de junio de 2013.

 

Con motivo de la audiencia que el Papa Francisco ha concedido al Gran Maestre, la Orden de Malta ha emitido un comunicado en el que se manifiesta que el encuentro se produjo entre dos Jefes de Estado.

Una vez más, la Orden de Malta ha querido equiparar al Gran Maestre con el Santo Padre, de igual a igual, para marcar su independencia de la Iglesia.

Esta afirmación de que el Gran Maestre es un Jefe de Estado es falsa de toda falsedad. Tan solo es un superior de una orden religiosa que goza del carácter de sujeto de derecho internacional, "sui generis", sin categoría de Estado.

La demostración de que la Santa Sede no admite la pretendida equiparación del Gran Maestre con el Papa, quedó patente el 9 de febrero de 2013, a través de las cámaras de TV del Vaticano. El Gran Maestre Festing no ocupó ningún sitial junto a S.S. el Papa Benedicto XVI, durante los actos del noveno centenario de la Orden, como le hubiera correspondido si se tratara de un Jefe de Estado. Por el contrario, ocupó una silla junto al Prefecto de la Casa Pontificia en el altar, como se puede observar en la fotografía que se reproduce en esta misma Web.

La Santa Sede dejó claro con este gesto protocolario que no reconoce la pretendida equiparación del Gran Maestre con el Santo Padre, como dos iguales, como dos "Jefes de Estado".

La Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953, fija la naturaleza de la Orden de Malta, sus relaciones con la Santa Sede y su dependencia de la Iglesia.

 


 

El Papa Francisco recibe en audiencia

al Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica.

Ciudad del Vaticano, 8 de noviembre de 2013.

 

Prefecto de la Signatura Apostólica,

 Cardenal Burke.

 

El Papa Francisco advierte ante el Tribunal de la Signatura Apostólica que la justicia debe ser limpia, recta y justa. Pero habría que preguntar ¿cómo se puede garantizar el principio de tutela judicial efectiva cuando los que están llamados a aplicar la ley no son peritos del derecho, como sucedió con el cardenal Caffarra que, siendo moralista, sentenció el sonado caso de la Orden de Malta? En el proceso seguido por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra conta las autoridades de la Orden de Malta ante el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica se vulneraron todas las garantías procesales del demandante.


¡El Gran Maestre Andrew Bertie más cerca de ser santo!

Un proceso de beatificación rodeado de secretismo.

Madrid, 31 de marzo de 2014.

 

El Siervo de Dios Frey Andrew Bertie con el vicario de Roma el cardenal Agostino Vallini, a su izquierda, el 25 de marzo de 2006, día que fue nombrado Bailío Gran Cruz de Honor y Devoción, junto a otros cardenales de la Orden de Malta.

El 9 de marzo de 2014 la Orden de Malta informó a través de la Web de la Asamblea Española  que se había autorizado la apertura del proceso de beatificación del Gran Maestre Andrew Bertie, fallecido el 7 de febrero de 2008. La nota de la mencionada Web decía:

A petición del Gran Magisterio de la Orden de Malta, el vicario de Roma [cardenal Agostino Vallini] ha autorizado la apertura del proceso de beatificación del Gran Maestre Frey Andrew Bertie en el que se deberán estudiar sus virtudes heroicas.

A continuación se incluye la oración para implorar por la intercesión del Siervo de Dios. Esta oración tiene el Imprimatur del Vicariato de Roma del día 16 de octubre de 2012.

La Web del Gran Magisterio de la Orden no ha difundió ninguna información relacionada con la apertura de este proceso de beatificación. Por lo visto, se ha llevado hasta el día de hoy con inusual secretismo.

Sorprende que a una persona como Frey Andrew Bertie, que se caracterizó  por sus aficiones al brandy y a los dibujos animados, se le abra un proceso para estudiar sus virtudes heroicas. Cuando le ofrecieron ser Gran Maestre en el Capítulo General de 1988, puso una condición: tener seis meses de vacaciones. Esta exigencia la cumplió hasta el final de sus días. Bertie había sido durante veinte años profesor de lenguas en el Worth School de los benedictinos (Sussex, Inglaterra).

Fue el artífice de las reformas de la Carta Constitucional de 1961 y del Código de la Orden de 1966 que se llevaron a cabo en  el Capítulo General del 28 al 30 de abril de 1997. Andrew Bertie hizo desaparecer de ambos textos cualquier mención a la Iglesia que representara una dependencia para la Orden. Además, ordenó que se suprimieran el Quirógrafo del Papa Pío XII de 10 de diciembre de 1951, y la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953, sin la preceptiva promulgación de otro Quirógrafo o de la sanción del Papa para que tuviera validez esa iniciativa unilateral de la Orden de Malta. A partir de la promulgación del Decreto firmado por el Gran Maestre Bertie el 4 de diciembre de 1997, nació un nuevo "status" jurídico para la Orden de Malta, no contemplado en el Derecho canónico, inmune al control de la Iglesia.

Andrew Bertie siempre se negó a "despachar" con los cardenales. Fue proverbial su negativa, porque consideraba que su relación con la Iglesia debía de ser en exclusiva a través del Papa, es decir, de "capo a capo". Pero el 10 de marzo de 2004, el Gran Maestre recibió la visita del Secretario de Estado cardenal Angelo Sodano, acompañado del sustituto de la Secretaria de Estado Mons. Sandri y de sus colaboradores. Miembros de la Curia Romana informaron confidencialmente a don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra que antes de esa visita de las autoridades vaticanas a la sede de la Orden en via Condotti, el cardenal Sodano había celebrado un desayuno de trabajo en la Secretaría de Estado con el conde Jacques Liedekerke, Gran Canciller de la Orden de Malta, para advertirle que si el Gran Maestre "no cambiaba de actitud", la demanda del Sr. Ybarra, presentada (20 de noviembre de 2003) ante la Congregación de IVC y SVA de la Santa Sede, sería atendida.

El 25 de marzo de 2006, el Gran Maestre Bertie nombró Bailíos Grandes Cruces de Honor y Devoción a los nuevos cardenales William Joseph Levada, Franc Rodé, Agostino Vallini y Andrea Cordero Lanza di Montezemolo, que hasta entonces habían sido capellanes Conventuales ad honorem de la Orden. Pero a pesar de haber dado ese paso de aproximación hacia los señores cardenales, seguía obsesionado con la idea de equipararse con el Santo Padre, de igual a igual, para marcar la independencia de la Orden frente al poder de la Iglesia; y hacía valer ante sus cardenales esas pretensiones de gozar de una total independencia. Independencia que la Orden jamás tuvo en el pasado.

A partir de 2006, el Gran Maestre Bertie, ya enfermo de gravedad, se puso en manos de sus colaboradores más cercanos, de orígenes y afiliaciones más que dudosos. Fue entonces cuando decretó la expulsión de tres Grandes Cruces de Honor y Devoción de España por denunciar ante la Orden de Malta y después ante la Santa Sede los engaños y las falsificaciones de documentos públicos que se hicieron para ingresar en la Asamblea Española de la Orden. Estas expulsiones fueron decretadas sin motivos que las justificaran y sin seguir los procedimientos establecidos en la Orden para tales casos.

 El 14 de junio de 2012,  el Sr. Ybarra publicó en esta misma Web un Memorándum sobre la prevaricación que había cometido el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica al dictar una sentencia contraria a derecho y a sabiendas de su manifiesta injusticia. Cuatro meses después el cardenal Vallini inició el proceso de beatificación de Frey Andrew Bertie. ¿Será ésta la respuesta del cardenal Vallini al memorándum del Sr. Ybarra, denunciando la corrupción que había existido en el proceso administrativo y posterior contencioso administrativo del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica de la Santa Sede?

El cardenal Agostino Vallini había sido Prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica desde el 27 de mayo de 2004 al 27 de junio de 2008, fechas en las que fueron rechazados todos los recursos presentados por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra ante ese alto tribunal.

Un año después del cese del cardenal Vallini como Prefecto de la Signatura Apostólica, es decir, el 18 de junio de 2009, el Sr. Ybarra recibió un Decreto de ese alto tribunal anunciándole que había sido admitido a trámite el recurso que presentó el 11 de octubre de 2007. De poco sirvió ese cambio de actitud de la Signatura Apostólica, en relación a las justas reclamaciones que venía presentando el  Sr. Ybarra, porque el largo brazo de la Orden de Malta volvió a imponer su voluntad a través de sus cardenales, y consiguió que durante el proceso se dictara una sentencia, la del 5 de febrero de 2011, de acuerdo con sus aspiraciones de separarse de la Iglesia, y lograron que la Orden de Malta consiguiera su total independencia.

Todos estos lamentables episodios que desprestigian la independencia de los tribunales de la Santa Sede, se pudieron evitar si el Gran Maestre Bertie hubiera atajado la corrupción en el seno de la Orden, pero se dejó manipular por unos colaboradores, que defendieron a los autores y cómplices de las falsificaciones.

 


 

Nuevo Soberano Consejo de la Orden de Malta.
Palacio de Malta. Roma, 31 de mayo de 2014.

Los días 30 y 31 de mayo, el Capítulo General de la Orden de Malta, presidido por S. A. Emma. el Gran Maestre Frey Matthew Festing, eligió a los nuevos miembros de Soberano Consejo. Es de destacar el regreso de Frey Ludwig Hoffmann von Rumerstein al puesto de Gran Comendador, que ocupó brillantemente con el anterior Gran Maetre Bertie. El Gran Comendador Hoffmann, persona de indiscutible honestidad y lealtad a la Orden, fue depurado de sus responsabilidad por las intrigas del conde Jacques Liedekerke y del "oportunista" Mazery, colaboradores del Gran Maestre Bertie. Madrid, 10 de junio de 2014.

 


Nuevo escándalo de corrupción en la Santa Sede.

El cardenal Raymond Leo Burke, el prefecto de la Signatura Apostólica que favoreció con una sentencia los intereses de la Orden de Malta, se perfila como su nuevo "patrono". Roma, 17 de septiembre de 2014.

 

Según Sandro Magister para Chiesa, prestigioso vaticanista, informa en su página Web que el cardenal Raymond Leo Burke, prefecto del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, está a punto de ser nombrado "patrono" de la Orden de Malta.

 

El cardenal Burke firmó la sentencia de 5 de febrero de 2011, del proceso por corrupción, falsificación de documentos públicos y prevaricación promovido contra las jerarquías de la Orden de Malta por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra. Durante ese proceso, el cardenal Burke desestimó todos los recursos de contenido canónico planteados por el Sr. Ybarra, sin argumento que lo justificara, dejándole en la mayor indefensión y sin garantías procesales. El cardenal Burke toleró que se introdujeran documentos falsos en el proceso para favorecer los intereses de la Orden de Malta, es decir, sus deseos de separarse formal y de manera definitiva de la dependencia de la Iglesia.

 

Con esa disparatada sentencia que firmó el cadenal Burke, se dio carta de naturaleza a la total independencia a la Orden de Malta de la Iglesia, y se vulneraron el Quirógrafo de S. S. el Papa Pío XII "Il Sovrano Militare Ordine di Gerosolimitano di Malta" de 10 de diciembre de 1951, y la Sentencia Cardenalicia de 24 de enero de 1953, que fija la naturaleza de la Soberana Orden de Malta y sus relaciones con la Santa Sede.

 

Resulta bochornoso que las jerarquías vaticanas permitan al cardenal Burke ocupar el cargo de patrono de la Orden de Malta, cuando todo el mundo sabe que él favoreció de forma escandalosa los intereses de esa institución en el proceso mencionado. Pero, por lo visto, estos son los procedimientos que se siguen en la Santa Sede para premiar los servicios de unos y condenar a otros, a sabiendas de su manifiesta injusticia. Madrid, 19 de septiembre de 2014.

 


Confirmado el nombramiento del cardenal Burke como representante del Papa ante la Orden de Malta.

Roma, 8 de noviembre de 2014.

Como adelantó en su día Sandro Magister para Chiesa, el cardenal Burke ha sido nombrado "patrono" de la Orden de Malta.

Según anuncia la Orden de Malta en su página Web de hoy: "Il cardinale Burke è membro del Sovrano Ordine di Malta dal giugno 2011".

Cuatro meses antes de su ingreso en la Orden de Malta, el cardenal Burke había firmado la sentencia de 5 de febrero de 2011, contraria a derecho, del proceso promovido por don Juan Antonio de Ybarra e Ybarra contra las autoridades de la Orden de Malta. Con esa sentencia las autoridades de la Orden de Malta veían cumplidas sus aspiraciones de independizarse totalmente de la Iglesia. Madrid, 9 de noviembre de 2014.